Hace unos meses venía escuchando de la Tienda Dinosaurio, un espacio que reúne el amor por la música, los juguetes y todos nuestros recuerdos de la infancia; una verdadera cápsula en el tiempo en pleno centro de Santiago. Apenas pude ir por esos lados, pasé a darme una vuelta con muchas expectativas luego de seguir su cuenta de Instagram y ver los hermosos artículos que vendían.

Caminando por calle Agustinas, a pasos del Teatro Municipal, todo es bastante gris y similar, pero hay una pequeña puerta color rojo que irrumpe de repente. Al bajar por la escalera, recordé a Alicia en el País de las Maravillas, porque es una sensación muy bonita la de ir bajando sin saber qué encontrarás. La tienda es pequeñita también, pero llena de detalles y artículos, que provocan recordar todos esos juguetes, libros, lápices y tesoros que teníamos cuando éramos niños, pero que por distintas circunstancias ya no nos acompañan o que están guardados algún rincón de la casa.

Por un lado, está el amplio catálogo de vinilos, tocadiscos y todo lo que un amante de la música podría desear. En el centro, un gran dinosaurio de peluche que te da la bienvenida y por todas partes puedes encontrar ropa, bolsos, libros, trabajos de ilustradores independientes de todas partes del mundo, como la editorial Publishing Puppies, artículos de cocina, libretas, cuadernos, lápices, stickers, accesorios, artículos para decorar tu casa y un sinfín de objetos de arte, ya que estar en la tienda es como ir a una galería: debes acercarte para observar con detención cada elemento.

Tienda Dinosaurio es producto de tres socios: Felipe Castillo, Daniela Magallanes y Andrés Carrasco. Uno de ellos, Felipe, diseñador industrial e ilustrador, fue quien me atendió y además de ser súper cercano y amable, me contó sobre su pasión por coleccionar juguetes y cómo guardó y cuidó cada objeto que tuvo desde que era niño, traspasando ese cariño a su tienda, que no sólo es ideal para los amantes de los retro, los nostálgicos, sino que genera que todos podamos compartir un pedacito de nuestro pasado.

Pese a mis ganas de llevármelo todo, me fui feliz con dos postales antiguas de Nueva York y el libro “Gente” del ilustrador francés Blexbolex, pero planeo volver muy pronto para llevarme nuevos/viejos tesoros.

Por último, les cuento que Tienda Dinosaurio tiene un espacio de exposición y en este momento se encuentra la muestra “Lo. Li. Ta, luz de mi vida” de la ilustradora y diseñadora Andrea Barja que está hermosa, así que doble clap clap por también querer ser un canal difusión de los artistas nacionales.

Ubicación: Agustinas 651, Santiago Centro.
Horarios: Lunes a viernes de 11:00 a 20:00 horas y sábado de 11:00 a 15:00 horas.

Autor

Soy Analista Político Internacional, tengo 28 años y cuando no estoy escribiendo, horneo galletas. Fan de Corea y su cultura, tomo mucho té, me gustan los edificios bonitos.

Deja Un Comentario