Aunque hace un tiempo que ya se habla de esta preparación made in Italy, hace poco empecé a tomarle el gustito a este refrescante trago que se ha vuelto mi favorito. Si bien es ideal para la época de calor, que ya nadie sabe dónde está con esto del Niño Godzilla, por mientras hay que aprovechar para conocer al que podría ser su nuevo amor de verano.

Para mí es una versión mejorada del Kir Royal. Es ideal como aperitivo y cada vez que lo tomo en mi cabeza suena la canción Bitter Sweet Symphony, porque la combinación es la mezcla perfecta que no es ni muy dulce ni amarga. Esto gracias a que tiene tres partes de champaña, dos de Aperol y una de agua soda, más una rodaja de naranja. Memoricen bien esta parte, porque para tener el resultado esperado tiene que ser en ese orden.

Como lleva agua, para mí ya es light y olvido los 11 grados que tiene. De todas maneras, igual pasa como juguito así que cuidado ahí si no quieren que les entre agua al bote.

Hasta el momento los lugares donde los he probado han sido Barrica 94, El Ciudadano y La Fabbrica. No sé si son embajadas oficiales de Aperol, pero en todos me han dado ganas de felicitar al que lo preparó.

Si quieren aprender a hacerlo en sus casas les dejo un video para que todas las amantes de la piscolita hagan del Aperol Spritz su patas negras o su combinado oficial.

Autor

Curiosa, buscando siempre cosas nuevas que aprender. En esta temporada intento hablar francés, ser “deportista”, comer sin azúcar y sobrevivir con menos redes sociales. Mi panorama favorito es pasar la tarde tomando sol en un parque mirando el cielo.

3 Comentarios

  1. Yo lo probé en el departamento de una amiga que estuvo en Italia y lo probó allá, antes de eso no tenía idea que existía este trago. Me gusto harto porque no soy fan de los tragos ultra dulzones.

  2. lo descubrí hace un tiempo en un restaurante y también me encantó, anímense a probarlo!!

Deja Un Comentario