Hace casi tres semanas, literalmente crucé el mundo para llegar a Medio Oriente, concretamente a Dubái y, pese a que estuve sólo tres días allá, porque fui a participar en un Congreso Internacional, fue una experiencia tan increíble que necesito compartirlo con ustedes.

Para empezar, algunos datos para ubicarnos en el espacio. Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos y se encuentra en la costa del Golfo Pérsico y al mismo tiempo en el Desierto de Arabia. Como se imaginarán, hace MUCHO calor, y es famoso por albergar muchos edificios que caen en la categoría “más grande del mundo”. También lo es porque ciertos personajes de nuestra farándula nacional y del mundo deportivo viven ahí. Aquí quiero detenerme en lo que para mí son mitos relacionados con Dubái.

Sí, es lujoso, caro y extravagante, pero no esperen ver oro por todos lados, autos de la policía marca Ferrari, camionetas bañadas en oro y diamantes o jeques con tigres de mascota, porque no hay nada de eso. Tal vez existen pero no en la magnitud que lo pintan. En general, es como estar en Las Vegas en medio del desierto, algo así como un mall gigante.

Algunos datos para tener en cuenta:

1. Lo básico: necesitan visa para viajar a Emiratos Árabes. Las visas no se gestionan en las Embajadas, sino que debes solicitarla directamente a tu hotel, aerolínea o agencia de viajes, quienes serán tus “sponsors”, y cobran distintos montos (yo tuve que pagar $130 dólares para la visa de turista por tres meses). Se demora alrededor de cuatro días hábiles y te la envían por correo electrónico, lo que me dio miedo, pero no tuve ningún problema en el control migratorio del aeropuerto.

2. El viaje es larguísimo, me tomó 22 horas de ida y 28 de vuelta, con varias escalas. Tuve la suerte de que el viaje desde Madrid hasta Dubái y desde Dubái a Johannesburgo fue en la aerolínea Emirates y la recomiendo a ojos cerrados, porque no sólo el servicio es excelente y las azafatas son hermosas y las personas más amables que existen en el planeta, sino porque cuentas con media hora de WiFi gratis y te hacen vivir algo así como “la experiencia de Medio Oriente”, sobre todo por las comidas.

3. En Dubái se habla árabe e inglés. Todos todos hablan inglés así que no tendrás problema alguno en comunicarte con las personas y en encontrar direcciones. Desde las señalizaciones de tránsito hasta los nombres de las tiendas están en ambos idiomas.

4. No esperen encontrar camellos en la calle y mercados de especias donde todo es antiguo y tradicional, es mega urbanizado, prácticamente no hay áreas verdes y los mercados llamados “Souk” en realidad parecen centros comerciales. Además, me costó encontrar en los supermercados productos que fueran locales, porque tienen las mismas cosas que en cualquier parte.

5. El calor es un tema. Yo fui en la mejor época del año, cuando allá es otoño y la temperatura era en promedio 35°. En verano esta llega casi a 50°, para que lo tengan en cuenta. En realidad, cuesta mucho caminar por la calle porque el calor es muy diferente e intenso, incluso de madrugada; de hecho, cuando llegué al hotel me bajé del auto y sentí como si un horno me golpeara y eran las dos de la mañana, incluso le pregunté al chofer y me miró extrañado porque dijo que estaba “fresco” y bueno, varias veces sentí que iba a morir derretida cuando caminé por la calle durante el día. Por eso niñas, si algún día van, lleven mucho bloqueador, sombreros, incluso sombrillas si quieren. Por suerte todos los edificios y medios de transporte cuentan con aire acondicionado.

6. Destinen dinero para taxi y arrendar un auto si van en familia y por más días. Existe una sola línea de metro que es muy buena y barata (algo así como 2 dirham o casi $400 pesos chilenos si vas a un mall), aunque cobran por tramos. Sin embargo, hay muchos lugares donde no hay buses ni estaciones de metro cercanas y deben ir en auto, sumando el calor, por lo que ir en taxi con aire acondicionado es impagable, además de que hay muchos tipos de taxis, por ejemplo, los especiales para turistas con techo rojo y sólo para mujeres y niños con techo rosado.

Ojo que no hay calles ni semáforos, en serio, las únicas “calles” son las veredas que hay alrededor de los hoteles y los edificios, todo Dubái está conectado por autopistas y los principales puntos turísticos quedan lejos uno del otro. Usé el metro para ir a Mall of Emirates, pero el resto era sólo en taxi y éstos cobran la tarifa del recorrido más el dinero de una especie de “Tac” que hay en las autopistas, los cuales cobran dos dírham cada cierto tramo.

Para llegar a su hotel, pueden ir en metro o taxi. Yo tomé la opción de pedir un auto del mismo hotel que fuera a recogerme al aeropuerto y a dejarme y fue la mejor decisión (pese a lo caro, porque gasté $220 dirham o alrededor de $60 dólares cada vez porque mi hotel estaba al otro extremo del aeropuerto). Te tratan excelente, te dan agua mineral a cada rato, te llevan el equipaje en todo momento e incluso cuando me iba, le pedí al chofer si podía dejarme y esperarme en el Dubai Mall para comprar algunas cosas y no hubo problema.

7. ¿Cómo son los precios? Recuerden que Dubái está destinado para turistas, por lo que es caro, no extremadamente caro comparado con Europa u otros lugares, pero necesitarán invertir en pasaje, hoteles, comida, transporte y la tentación que significa estar rodeado de muchos malls. En Chile no venden dírham que es la moneda local y sí, estuve como tonta recorriendo todo Santiago buscando una casa de cambio que los tuviera, así que finalmente llevé dólares y los puedes cambiar en el hotel como en las miles de casas de cambio que hay en los malls y cerca de los bancos.

8. La gente y las costumbres. Existe un estigma bastante lamentable de los países de la región por ser musulmanes, y aunque siempre es bueno leer e informarse sobre las costumbres para no cometer faltas (por ejemplo, no se pueden hacer demostraciones de afecto en público, es ilegal beber alcohol en espacios públicos, no se puede tomar fotografías a las personas ni a los edificios gubernamentales, entre otros), no sólo para no recibir multas sino para evitar faltar el respeto a las personas, Dubái es muy “occidentalizado”, por lo que pueden andar por la calle sin problemas.

Además, la gente es extremadamente amable, pues gran parte de la población es extranjera, así que nadie te va a mirar raro, al contrario, incluso te hacen sentir como una de las chicas de Sex and the City, todos me trataban de “madame” y son muy serviciales y dispuestos a ayudar.

Luego de estos datos, vamos con lo más entretenido: mis lugares favoritos y los que sí o sí deben visitar.

1. Burj al Arab

Es el cuarto hotel más alto del mundo, está situado en el mar, sobre una isla artificial y no estoy segura si es el único hotel siete estrellas que existe, pero es muy lujoso. Puedes verlo desde muchos lugares y aunque no puedes acercarte porque está en un recinto privado, incluida su propia playa, es tan asombroso que debes tomar muchas fotos, aunque sea de lejos porque es precioso.

2. Las playas

No se pongan tristes por las playas privadas, pues hay muchísimas en Dubái y son realmente paradisíacas. Si caminan unos minutos desde el Burj al Arab, encontrarán una playa pública llamada Umm Suqeim Beach que es increíble y sin mucha gente, el agua es tibia y sin olas, con arena blanca y creo que fue lo que más me gustó de Dubái, junto con lo siguiente.

3. Burj Khalifa

El edificio más alto del mundo, con 828 metros de altura. Es impresionante y dan ganas de llorar al verlo, pude tomar fotos sólo de noche donde las miles de lucecitas hacen que parezca un árbol de navidad gigante y de día, como es metálico, parece una estructura espacial. Pueden subir el edificio, ya sea comprando la entrada previamente por Internet (es mucho más barato dentro de lo caro que es) o en el mismo lugar. No alcancé a subir porque la fila era enorme y no tenía tiempo, pero traten de ir en la mañana porque cobran menos, ya que la mayor atracción es ver el atardecer y el precio sube muchísimo, casi $500 dólares.

Lo que más me gustó fue la Dubai Fountain, la “fuente coreográfica más grande del mundo” que cada treinta minutos ofrece un show de luces y de chorros de agua con música diferente. Lo mejor es ir de noche, pues el Burj Dubai Lake, donde se encuentra el Burj Khalifa, cuenta con 6600 luces, 25 proyectores a color en alta definición y dispara agua hasta 150 metros, incluso leí en la página del Dubai Mall que tanto el agua como el Burj Khalifa se pueden ver desde el espacio… Eeeh, ok.

4. Dubai Mall

El mall más grande del mundo. No sé, no soy muy adicta a los malls por lo que me pareció un Costanera Center a mayor escala, pero lo entretenido son las atracciones que tiene, por ejemplo, una pista de patinaje, parque de esquí, una cascada 3D y un acuario maravilloso con la pecera más grande del mundo (¿ven que todo es lo más grande del mundo?). Les recomiendo buscar las tiendas a las que quieren ir previamente, porque es tan grande que nos perdimos muchas veces, incluso mi roommate se perdió la primera vez que fuimos y fue una experiencia muy desagradable.

Dentro de este punto quiero sacar mi lado ñoño a luz y recomendar mi tienda favorita en Dubái, “Book World by Kinokuniya”. Fui por segunda vez al mall sólo un par de horas antes de tomar el avión de vuelta sólo para conocerla y comprar muchos libros, es una locura si son fanáticos de la lectura como yo, además tiene una sección de libros en chino y japonés y obviamente, miles de mangas y merchandising de sus animés favoritos.

5. Souk Madinat Jumeirah

Como les mencionaba anteriormente, en Dubái hay muchos “souk” o mercados, pero el más famoso es este, desde donde pueden ver el Hotel Burj al Arab. Es el lugar ideal para comprar recuerdos y es muy bonito, ya que tiene una especie de lago interno y pueden navegar en unos pequeños botes para recorrer los edificios que lo componen. Me perturbó que hubiera Starbucks y tantos restaurantes, pero vale la pena conocerlo pues rememora la arquitectura típica de la zona y no se olviden de regatear los precios, no esperen obtener gangas, pero nunca está de más ahorrar unos cuantos dírham.

6. El metro de Dubái

Ok, no es una atracción turística, pero deben viajar en metro porque es una experiencia muy especial. Es super limpio, eficiente, moderno y cómodo, las estaciones son parecidas a los metros de los aeropuertos y por fuera parecen cápsulas especiales y además, pueden ir en el carro sólo para mujeres y niños, lo que fue muy interesante.

Sé que me extendí demasiado, pero definitivamente vale la pena conocer un poquito más de este lejano lugar. Definitivamente quiero volver por más días y visitar muchos lugares que quedaron pendientes, por lo mismo, si algún día pueden viajar, por favor háganlo porque es una experiencia inolvidable que recordarán por siempre.

¡Espero que les guste!

Autor

Soy Analista Político Internacional, tengo 28 años y cuando no estoy escribiendo, horneo galletas. Fan de Corea y su cultura, tomo mucho té, me gustan los edificios bonitos.

18 Comentarios

  1. La verdad que me da mucha paja leer las experiencias de gente que aporta muy poco en el blog. Si fuera Palali o Sonjia que aportan y comparten siempre desde sus datos a sus formas de ver las cosas, sería bacán; pero cuando es gente que participa tan ocasionalmente pareciera que es autopublicidad.

    • ???? Oye pero Andy, si la Cony es de nuestras más fieles (y primeras) colaboradoras! Lo que pasa es que es una muher ocupada y no siempre puede escribir, pero no entiendo lo de autopublicidad, si la idea es sólo compartir y dar datos y consejos, en la buena onda. Saludos!

    • qué mala leche Andy.
      Yo lo encontré súper interesante es un lugar de viaje poco común y es cierto que Cony es una de las primeras colaboradoras y me encantan sus posteos.
      boo you.

    • Citando al gran Homero Simpson: “Te pica, el gustanito de la envidia! Te pica!”

  2. Que onda la mala onda? si pones en el buscador de thepocket el nombre de la Cony te aparecen más de 30 entradas hechas por ella, la más antigua si no me equivoco es de agosto del 2012, si usted empezó a leer hace poquito thepocket y no cacha a la Coni y sus mejores recomendaciones sobre muchos temas, que pena!

    Ahora aparte, me encanto todo! Ganas de viajar AHORA YA! Saludos :)

  3. Me encantó el post!!! Viajar es lo más magico del mundo y no me puedo imaginar atraversar medio mundo para ir a otro lugar del calibre de Dubai. Soñado tu viaje!!!

    Una pregunta eso si, te pagaste tu los pasajes o te los dieron por la conferencia? Es que tan poquito 3 días!!

  4. Me encantan los post de viajes !!! siento que es una forma de transportarse aunque sea por un momento a otro lugar y viajar con las personas. Por favor no pesquen comentarios mala onda de ciertos personajes, por lo menos a mi me gusta la gente que aporta con su experiencia uno nunca sabe a quien le puede servir =)

  5. Hola a todos!
    Pensé un buen rato si escribir esto o no, que latita igual porque The Pocket es un espacio tan bonito y especial, y que algo tan simple como un post se transformara en casi una polémica es lamentable.
    Sin embargo, quise hacerlo por lo mismo, no por mí (nunca le vas a agradar a todo el mundo), sino para agradecer a todos por sus palabras y en especial a Palali. Desde prácticamente el nacimiento de The Pocket, Palali y Andrea, sus fundadoras y las personas más bacanes de la galaxia, siempre recibieron con los brazos abiertos todos mis posts y los de muchas personas, y puedo asegurar que cada uno de ellos pasa por un proceso riguroso de edición y planificación.
    No entendí muy bien eso de la “autopublicidad”, no es mi intención hacerlo ni la de nadie en verdad, ya que la motivación de todo esto es compartir nuestras experiencias de la forma más honesta posible y ojalá ayudar a otros cuando buscan algún consejo o dato.
    Por ejemplo, antes de este viaje, busqué información en internet, pero no encontré testimonios de niñas de mi edad que viajaran solas, o de chilenos que van por primera vez a Dubai y tomé el avión con mucha incertidumbre y miedo, y mi objetivo fue precisamente ese, contar lo bueno y lo malo desde mi perspectiva. Ojalá que en el futuro se publiquen muchos más posts sobre viajes y que las aventuras de The Pocket lleguen a todo el mundo!
    En cuanto a la pregunta anterior, sí, los pasajes los pagó la Organización del Congreso, sino hubiese sido prácticamente imposible ir. Pero anoté en mi lista de “cosas que hacer en la vida” volver por más días para conocer más lugares bonitos.
    Si tienen alguna pregunta, no duden en escribir, sean felices y gracias por apoyar a The Pocket, la mejor página del mundo mundial 💖💖💖

  6. encontré mega bueno el artículo!! no había leído tantos tips sobre dubai juntos, muy interesante :)

  7. Pucha, disculpas, la verdad que fue una crítica súper infundamentada, resumiré lo que hice en un “no cachando nada”, la verdad es que me fui en la volá contigo cuando no tenía porque. No me pesques, lo que hice fue una tontera y me desquite contigo simplemente porque malentendí las cosas y tenía otras cosas acumuladas. Lo siento, espero que sigas viajando mucho más.

  8. Que rico saber de lugares no tan comunes de viajes, lo que me llamo la atención, existen allá lugares más tradicionales para visitar? o por tu corta estadía no pudiste ver?
    Falto una selfie o algo así ya que parecen fotos de internet algunas…
    Saludos

  9. Amo The Pocket, con frenesí de la vida!, y la verdad se super agradecen post así ya que como contó la Cony no es usual leer, tan detalladamente, un viaje al otro lado del mundo, se agradece!!! Puros colores fluor chiquillas lindas <3

Deja Un Comentario