Sí, suena parecido a una cita de El Rey León, pero es la nueva estrella de la marca coreana The Body Shop, la cual promete revitalizar la piel de nuestro rostro y minimizar los efectos de la edad. Quise probarlo y tras usarlo por varios días, obviamente quise compartir mis impresiones con ustedes.

Su fórmula consta de un 99% de tres aceites esenciales provenientes de todas partes del mundo que poseen omega 3, omega 6 y antioxidantes. Estos son el aceite de comino negro de Egipto, aceite de Camelia de China y el aceite de Rosa Mosqueta de Chile (sí, niñas, Chile, así que pienso darle una vuelta a eso de la rosa mosqueta, quién sabe, quizás estamos frente al secreto de la eterna juventud). Se supone que este tipo de aceites previenen la pérdida de agua de la piel y mantienen la hidratación, reducen la oleosidad, ayudan a la limpieza y tienen propiedades antibacterianas que evitan la aparición de acné y otros problemas.

La línea incluye un gel ultra hidratante, un gel facial revitalizador de la piel, una loción con forma de esencia y el aceite facial, que fue el que compré. Siempre estoy buscando nuevos productos coreanos, pero no tenía idea de que esta colección era la primicia de The Body Shop hasta que llegué al Mall of Emirates en mi reciente visita a Dubai (ya les contaré todo sobre ella en otro post). Al principio no estaba muy segura de comprarlo porque todos los productos eran bastante caros, pero bueno, el niño que me atendió, que a todo esto era así, dijo que mi piel cambiaría por completo y sería hermosa por siempre, entonces obvio que le creí todo y lo compré. Aparte era una oportunidad única, generalmente no encuentras ese tipo de productos acá.

Cuando volví a mi casa lo primero que hice fue abrir la maleta y usar el producto como parte final de mi rutina de skincare nocturna y en realidad fue bien simple porque quería comprobar los reales efectos del aceite, es decir, desmaquillante, exfoliante, espuma de limpieza y listo. La forma de aplicarlo es igual al de los serums, viene una especie de gotario y debes aplicar solo unas pocas gotas en el rostro o en un pétalo de algodón y empezar a masajear circularmente para que la piel absorba el producto.

La idea es no usar demasiado producto porque es bastante grasoso y de por sí tu piel quedará brillante, pero no pegajosa y se absorbe muy rápido, lo cual me gustó mucho. Llevo usándolo todos los días hace dos semanas y mi piel está muy suave, no diré que soy una persona nueva porque tampoco es un producto milagroso, tal vez se necesita el tratamiento completo para ver efectos significativos, pero estoy muy contenta, sobre todo ahora que viene el verano y la piel tiende a secarse y perder hidratación.

¿Lo recomiendo? Sí, y como lamentablemente no tenemos tiendas de cosmética coreana en Chile, la única forma de comprarlo es por Internet. No recuerdo cuánto me costó en dírham (la moneda de los Emiratos Árabes Unidos), pero en la página de The Body Shop en Estados Unidos dice que vale $39 dólares y pueden comprarlo ahí.

Autor

Soy Analista Político Internacional, tengo 28 años y cuando no estoy escribiendo, horneo galletas. Fan de Corea y su cultura, tomo mucho té, me gustan los edificios bonitos.

1 Comentario

  1. Chiquillas la marca The Body Shop no es coreana, es británica..
    Y la gracia que tenga un componente chileno, es que estos se consiguen a través del comercio justo… osea a parte de ser un buen producto se ayuda a una comunidad chilena.
    Saludos!

Deja Un Comentario