Hace poco viajé a Nueva York por segunda vez y también tuve la oportunidad de conocer Filadelfia, una ciudad muy linda, tranquila, llena de cosas por hacer y a la cual feliz me iría a vivir mañana mismo. En serio, quedé enamorada de Filadelfia, Philly para los amigos ;), de sus barrios, de su gente buena onda y de todo todo.

Como es enero hacía frío, pero menos mal que nos tocaron días súper piola, ninguna nevazón extrema ni nada por el estilo. Fuimos por tres días y aunque yo por mi me hubiese quedado mucho más, creo que fue el tiempo suficiente para conocer los lugares más icónicos y además comer rico, como corresponde en las vacaciones.

Con el Diego tuvimos la suerte de quedarnos en el mejor Airbnb DE LA VIDA. Ya les había contado de mi amor por Airbnb, pero esto estuvo a otro nivel de perfección. Nuestros hosts, Rufus y Sarah, son las personas más adorables que he conocido, tienen una casa preciosa y unas mascotas (dos perritas y una gata), que les juro que me dieron ganas de llorar cuando me despedí.

Sólo puedo decir buenas palabras de toda nuestra experiencia en Filadelfia. Volvería una y mil veces e, insisto, es un lugar perfecto para vivir, no tan caótico como NYC pero también muy céntrico y con muchas cosas entretenidas para hacer. Es algo así como Brooklyn versión ciudad. Queda a solo dos horas de la gran manzana en tren, así que si van y tienen tiempo, dense una vuelta por Philly. Les encantará y sentirán mucho amor.

Estas son mis 12 recomendaciones de lugares, algunos muy turistas, otros no tanto. En caso de que alguna vez vayan, tomen nota. Y si quieren un dato de donde quedarse, ya saben a quien le tienen que preguntar.

Tiffin Bistro

El día que llegamos a Philly era sábado tipo 5pm y ya estaba oscuro. También moríamos de hambre, así que el plan fue instalarnos con nuestras cosas en la casa de Rufus y Sarah y salir a buscar comida. La recomendación vino de Sarah, quien nos dio varios datos cerca pero finalmente nos quedamos con la que, según ella, era una de las mejores alternativas de comida india en Filadelfia: Tiffin Bistro.

Creo, sin exagerar, que es la comida india más rica que he comido en mi vida. El local es íntimo y más bien pequeño, pero a la hora que llegamos (7pm aprox) había suficiente espacio y no tuvimos problema en conseguir mesa. La variedad de platos vegetarianos fue la parte que más me gustó (en general, tanto en Filadelfia como en NY, siempre tienen opciones para quienes no comen carne). Yo pedí un plato que se llamaba South Indian Vegetable Curry y conchalalora qué rico. Para tomar, eso sí, pedí el clásico Mango Lassi, esa malteada típica de India, y creo que fue musho porque después me dolió la watita. Fuera de eso, la mejor experiencia culinaria de todas mis vacaciones.

Las escaleras de Rocky

Un imperdible definitivo de Filadelfia son las escaleras de Rocky. El personaje de Sylvester Stallone es algo así como un héroe personal de esta ciudad y de hecho es probable que cuando vayan vean un montón de gente subiéndolas como parte de su rutina de ejercicios diaria. Las escaleras corresponden a la entrada del Museo de Arte de Filadelfia, al que no entramos porque aparte de que no andábamos muy en modo museo, la entrada costaba 20 dólares y lo encontramos un poco caro.

Junto al museo también hay una estatua de Rocky donde pueden sacarse una foto gritando “Adriaaan”, pero traten de evitar al caballero que está SIEMPRE ahí preguntando si quieres que te tome él la foto. Es un poco molestoso y te cobra por el “favor”, así que sólo tomen la foto y no lo miren a los ojos, sólo corran.

Eastern State Penitentiary

Uno de los lugares netamente turísticos a los que fuimos fue la Eastern State Penitentiary. Desde antes del viaje estaba entre mis primeros must de nuestra visita a Filadelfia, principalmente porque me encantan estos tours por lugares creepy donde OBVIO que hay fantasmas y donde hay mucha historia detrás. La cárcel fue cerrada en 1972, luego de más de 100 años siendo una de las penitenciarias de alta seguridad más famosas de Estados Unidos.

Entre sus presos más conocidos está Al Capone y aquí es posible ver su celda tal cual era en el momento en que él estuvo ahí: lujosa, con cuadros carísimos y hasta un tocadiscos donde escuchaba música clásica. La entrada cuesta 14 dólares y una recomendación es que vayan abrigados, porque adentro es para morirse de frío. Traten de ir tempranito y así aprovechan la mañana; con dos horas de recorrido estarán listos y ya habrán juntado hambre para un almuerzo por ahí cerca.

Tela’s Market

Después de ir a la Eastern Penitentiary fuimos a dar vueltas por el barrio y fue ahí donde nos topamos con Tela’s. Nuestra primera impresión fue “cacha, qué hipster”. Desde afuera se veía como un comedor/mercadito, muy boni y acogedor, y además el logo tenía un perrito así que no hubo excusas para no entrar.

El menú incluía desayunos, sándwiches y ensaladas, y como ya era hora de almuerzo y no estábamos en Filadelfia para comer lechuga, la elección fue obviamente parte de la segunda alternativa. El Diego se pidió un sándwich que traía albóndigas y yo una con champiñones, pimentón, cebolla grillada, tomates, rúcula, queso provolone y pesto. Ambas hamburguesas venían acompañadas de papas fritas y yo mi plato lo bañé en Sriracha (en Estados Unidos en todos lados ponen Sriracha en la mesa, es hermoso). Lindo y cómodo lugar, si andan de ánimo pueden comprar cositas gourmet en el mercado que está junto al comedor.

Librería Book Haven

También muy cerca de la penitenciaría, pueden encontrar esta tienda de libros usados llamada Book Haven. Desde afuera se ve pequeña y uno dice “entremos a echar una miradita“, jurando que es cosa de entrar y salir, pero la verdad es que es súper engañosa: tiene tres pisos repletos de libros para todos los gustos y sus estantes van desde el piso hasta el techo. Una señora muy amorosa atiende y está sentada en la entrada, atenta a cualquier consulta.

Todo en la tienda es muy ordenado y es muy fácil encontrar algo si andas un buscando un libro en específico. Yo me llevé Misery de Stephen King y un libro que trae guiones de cuatro películas de Woody Allen, todo por menos de 10 dólares.

LOVE Park

La típica foto turista de Filadelfia es junto a las letras LOVE que se pueden encontrar en el centro de la ciudad, en la también conocida como JFK Plaza. El día que recorrimos por esos lados pasamos por ahí, pero la verdad fue un poco decepcionante. En fotos se ve todo súper glamoroso y el monumento de LOVE parece ser enorme, pero nada que ver. Es shiquitito y, en lo personal encontré que la plaza se veía un poco insegura y mal cuidada.

Sí creo que es un lugar por el que hay pasar y tomarse una foto si pueden (digo “si pueden” porque es casi imposible, hay un montón de personas antes que tú intentando hacerlo), pero no creo que sea ni por lejos lo mejor de la ciudad. Recomiendo eso sí sus alrededores, hay harto lugar para comer, tiendas, cafés y de lo que les voy a hablar a continuación: pista de hielooooo.

Rothman Ice Rink

Este panorama es obviamente en caso de que vayan en invierno. Nunca antes había andado en patines sobre hielo pero era algo que sí o sí quería hacer alguna vez en mi vida. Lo que nunca imaginé es que fuera tan difícil y que los primeros 30 minutos serían únicamente de hacer el ridículo. Lo bueno es que se aprende más rápido de lo que creí en un principio y antes de la hora ya estaba dando vueltas por toda la pista jurándome Yulia Lipnitskaya.

Patinar sobre hielo es muy entretenido y esta pista creo que fue perfecta para aprender. Además está al lado de City Hall de Filadelfia, un edificio enorme y hermoso. El arriendo de los patines cuesta 14 dólares y los puedes usar el tiempo que quieras. Un panorama bacán si quieren probar algo diferente y pasar un rato divertido, lejos de las tiendas o de las caminatas largas.

Elixr coffee

Para terminar el día con la guatita llena y abrigadita, pueden ir al café Elixr. Ubicado también en el centro, se trata de un lugar lleno de gente joven donde el café es la estrella de la carta, pero yo ese día no andaba con ganas de tomar café, así que pedí un chocolante caliente, jiji. El Diego sí pidió un latte y de hecho dice que es el mejor café de los que probó en todo el viaje. Le creo.

En el local también venden el café que ellos mismos tuestan y preparan. Me arrepiento por no haberme traído uno a Chile, así que si alguno de ustedes va a Philly en un futuro, avíseme porque le tengo un encarguito.

Reading Terminal Market

Mejor lugar del mundo. El Reading Terminal Market es algo así como un Chelsea Market de Nueva York pero MUCHO MEJOR. La idea es ir a la hora de almuerzo porque hay un montón de puestos de comida para elegir, para también pueden ir simplemente por ir; es tan bonito que vale la pena. Nosotros comimos en un local que se llamaba Hunger Burger que tenía unas hamburguesas deliciosas y cero caras (incluyendo una veggie), pero no superan las de Shake Shack (en realidad ninguna hamburguesa supera las de Shake Shack, perdón).

El mercado abre todos los días de la semana desde las 8am hasta las 6pm y los domingos hasta las 5pm. Aquí pueden encontrar verduras, frutas, carnes, pescados, chocolates, dulces, souvenirs, de todo. Si me preguntan, fue uno de mis lugares favoritos de Philly y es uno de los que más recomendaré a quienes vayan alguna vez en su vida.

Liberty Bell

El símbolo de la independencia por excelencia es un panorama obligado para quienes anden en modo hitos históricos. Nosotros fuimos más que nada por su importancia, pero es una visita muy cortita que no les tomará más de media hora (esto si es que ven el museo que hay previo a llegar a la campana misma). La campana como tal es super chiquitita, pero es fuerte igual estar frente al ícono de la independencia y símbolo de la abolición de la esclavitud.

Si no son muy de que les guste este tipo de “turismo”, no vayan porque lo encontrarán fome. Lo bueno es que entrar a verla es gratis y pucha, si lo encuentran aburrido siempre pueden seguir los consejos de Barney Stinson y pasarle la lengua a la campana para hacer de esta visita un momento legen (wait for it) dary. Ojo que por ahí cerca también está la tumba de Franklin, por si quieren ir a visitarla de pasadita.

Chinatown

Para mí los barrios chinos siempre son un lugar maravilloso. Porque son bonitos y porque viva China. También porque es un hecho que en ellos se encuentran souvenirs más baratos que en cualquier tienda de recuerdos, así que si quieren comprar un magneto para el refri, este es el lugar.

Personalmente encontré este Chinatown más ordenado y limpio que el de Nueva York, así que en ese sentido me gustó harto más. Queda a una distancia muy razonable del Reading Terminal Market y también de la Liberty Bell, en general todo en Filadelfia es caminable, nosotros al menos nunca tomamos el metro y si veíamos que algo quedaba semi lejos, aplicábamos taxi y salía súper barato. Bueno, eso, Chinatown es bacán, vayan.

Honey Sit n Eat

En nuestro último día en Philly, fuimos a un lugar que nos recomendó Rufus. Era tarde e íbamos de vuelta a la casa. Yo tenía caleta de hambre y casi todo en el camino estaba cerrado, menos Honey Sit n Eat. Rufus nos había dicho que ahí los desayunos eran muy ricos, pero nosotros fuimos a tomar oncesita: yo me pedí un chocolate caliente y un buttermilk biscuit muy ñami. El Diego se fue en volá y se pidió un sándwich con huevo y tocino cuático, filo si no era desayuno, hacía hambre.

Mucho amor a Honey Sit n Eat, le tengo cariño igual porque fue el único lugar abierto, nos atendieron muy bien y estaba todo MUY rico. Mi chocolate caliente tenía mashmallows que se derretían, todavía me acuerdo y se me hace agua la boca.

En conclusión, vayan a Filadelfia. Es una ciudad hermosa y fácil de recorrer, sin necesidad de subirse al metro ni de gastar mucho en taxi. Estos son sólo algunos datos, pero la ciudad está llena de rincones por descubrir, hay tiendas si quieren ir en modo consumista y muchos locales de comidita rica y maravillosa.

¿Alguno de ustedes que haya ido? ¿Tienen más datos que recomendar?

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout. En Instagram @palaliu.

2 Comentarios

  1. Samanta Vicens Reply

    Para la próxima anda a Elfreths Alley, la calle residencial más antigua de Philly, es muy linda :)

Deja Un Comentario