Por Ignacio Fuentes

El sábado pasado fui a ver por primera vez en vivo a (me llamo) Sebastián y acá quiero contarles cómo estuvo el show, pero además hablarles sobre cómo fue mi acercamiento a la música de mi nuevo favorito nacional.

Personalmente, la música chilena siempre ha guardado un importante lugar en mi iPhone, por lo que escuchar a (me llamo) Sebastián, era algo que tarde o temprano iba a pasar. Pese a que ya sabía de su existencia hace un buen rato – lo había visto como invitado en conciertos de Francisca Valenzuela y Javiera Mena – y también sabía que era una de las voces del primer single del nuevo disco de Dënver, nunca había escuchado una canción de su autoría.

El momento llegó luego de que varios cercanos me empezaron a comentar sobre él, su estilo y la particularidad de sus letras. La primera canción que conocí fue “Cuídate sol”, de su último disco, con la que enganché altiro (siempre he tenido un marcado gusto por las canciones depres), así que se instaló inmediatamente dentro de mis favoritas.

Como soy un poco obsesivo cuando me gusta algo, decidí repasar toda su discografía, que de hecho me sorprendió que fuera tan amplia (existen cuatro discos publicados y dos ya disponibles en Spotify). Poco a poco fui enganchando con sus letras y melodías que de verdad logran encantar. (Me llamo) Sebastián es de esos músicos a los que hay escuchar en silencio, porque si bien tiene buenas melodías que atraen –harto piano-, las historias que cuenta en ellas, son dignas de ponerles oreja.

La obesidad, la homosexualidad temprana, tarde y en todas sus formas y contextos, la soledad, la familia, la prostitución y el acné, forman parte de la amplia gama de temas que aborda en sus canciones y con las que más de uno puede llegar a identificarse o tal vez identificar a personajes cotidianos. La clave están en la simpleza que tiene para decir las cosas, siempre de una manera directa, sin rodeos.

Con todo lo mencionado anteriormente sobre cómo conocí a (me llamo) Sebastián, el sábado pasado asistí al concierto que hizo en el GAM para verlo por primera vez en vivo, cantando las canciones que ya me había aprendido. Lo primero que me sorprendió fue ver que estaba LLENO (pero lleno nivel entradas agotadas). Como las mías las había comprado hace rato, estuve en primera fila. Me gusta eso de los asientos numerados del GAM.

Mucho adolescente que te hacen sentir un poco adulto, y a la vez un poco estresado por tanta euforia, era la mayoría de la gente que llenó el lugar. Asumo que llegué un poco atrasado, así que me perdí las dos primeras canciones, por lo que no puedo comentar mucho sobre cómo abre su concierto, pero lo que sí puedo decir es que de verdad el tipo tiene un voz realmente buena, tanto así como para animarse a realizar un set acústico, realmente acústico – sin micrófono -, demostrando que la potencia de su voz da para llenar una sala como las del GAM sin necesidad de altavoces.

Aparte de la calidad vocal y musical de (me llamo) Sebastián que me dejó súper contento, lo extra que suma al show, hace que de verdad ir a verlo sea una experiencia súper entretenida. Cosas como tirar dulces al público, o hacernos buscar bajo nuestros asientos un boxer azul para ganar un disco autografiado, fueron algunos de los extras que tal vez no debería contar porque son secretos del show -pero lo estoy haciendo igual- que hicieron que su concierto, fuera algo que realmente disfruté, y una experiencia que de todas formas repetiría.

Mención especial merece su vestuario, que le suma atractivo al show: calzas, túnicas, chaquetas brillantes y mallas. También “La banda heterosexual”, los músicos que lo acompañan, “Las Hormigas furiosas”, el cuerpo de baile que lo apoya, conformado por dos niñas que hacen coreografías, animan y tocan al público en las canciones más prendidas.

Acá les dejó “<3", el primer single de La Belleza (2015), disco en el que por cierto tiene temas con Gepe y Nano Stern.

Autor

1 Comentario

  1. Totalmente de acuerdo contigo, lo vi en el capítulo pasado de ‘PuroChileTVN’ y no le tenía mucha fe debo reconocerlo, cuando empezó me puse a hacer otras cosas y de repente fue como ‘QUE ESTOY HACIENDO’!!!! Me senté a verlo y escucharlo para luego buscar toda su música y no dejar de escucharlo nunca. Arriba la música Chilena que siempre tendrá un lugar importante dentro de nuestros corazones <3!

Deja Un Comentario