Hunt for the Wilderpeople (2016)

No sé si conocen al director Taika Waititi, pero si no, tienen que hacerlo. Hunt for the Wilderpeople es su más reciente película, pero tiene otras como What We Do in the Dark o Boy, todas unidas por un estilo muy propio y un humor inteligente e irreverente a la vez. A este neozelandés lo conocí por mi pololo y la película también me la presentó él, así que para él van los agradecimientos porque se convirtió por lejos en una de mis favoritas del año.

La cinta nos presenta a Ricki Baker, un niño problemático que ha vivido entre un hogar temporal y otro, escapando, robando y rayando paredes. Su vida no ha sido fácil, su mamá lo abandonó cuando chico y no ha logrado adaptarse en ningún lugar, pero cuando llega a la casa de su nueva “familia”, la cosa es diferente. Por primera vez Ricki parece sentirse a gusto, aunque lástima que termina no resultando muy bien :(. Un hecho en particular convierte esta historia familiar en una historia de aventuras y de amistad, donde el drama y la comedia se unen, combinados con paisajes la raja y actuaciones memorables. Me reí como no lo hacía hace tiempo, aunque también súper lloré. ¿El trailer les recuerda un poco a Up? No son los únicos. Nota: 10/10.

Audrie & Daisy (2016)

En el mismo mes de #NiUnaMenos me topé con este documental que está disponible en Netflix. No lo andaba buscando, pero cuando leí que se trataba de dos jóvenes que fueron violadas estando inconcientes, que una de ellas se suicidó al no poder soportar el cyberbullying posterior, que la otra hasta el día de hoy debe vivir con el hecho de que mucha gente no le crea, sentí una necesidad por conocer sus historias. Y sí, después de verlo siento aún más impotencia que antes, pero también más fuerza. Impotencia por el mundo al que, como mujeres, debemos enfrentar. Por Audrie Pott, que no tuvo a nadie que le dijera que todo podía estar mejor, por Daisy Coleman, que tantas veces quiso también morir y que tuvo que soportar que la llamaran mentirosa o comentarios como “le pasó por borracha”. Fuerza porque, el que esto cada vez sea más visible, nos une también mucho más.

El documental es de este año y aborda de una manera muy actual lo que es la violencia contra las mujeres desde la temprana adolescencia. Aquí se muestran principalmente estos dos casos, pero la función verdadera es abrir la puerta a una realidad de todos los días, donde niñas son acosadas, violadas, humilladas, y lo peor es que por gente de su propio entorno: compañeros de curso, compañeros del hermano mayor, supuestos “amigos”. Es fuerte y duele caleta saber este tipo de historias, pero lo creo súper necesario, porque ya está bueno de hacernos los ciegos frente a estos casos. Yo se los recomiendo a ustedes; ustedes pasen también la voz. Nota: 9/10.

The Neon Demon (2016)

Con Elle Fanning como protagonista, la nueva película de Nicolas Winding Refn (“Drive”, “Only God Forgives”) es una crítica directa y con todas sus letras a la industria del modelaje. Jesse (Fanning) es una modelo novata que llega por primera vez a Los Ángeles para probar suerte, con el único objetivo de alcanzar la fama sobre las pasarelas. Así, poco a poco su inocencia se convierte en ambición al darse cuenta que su belleza y juventud logran seducir a la industria, algo que claramente no les cae muy bien a las demás modelos, que sienten envidia y harán lo imposible por sacar a Jesse del mapa.

No sé si cumplió mis expectativas del todo, hay partes un poco tediosas, pero lo que sí cumplió fue en cuanto a lo estético. ¿Sabían que su director es daltónico y por eso usa colores así de saturados? Y es que ese neón tan literal, contribuye a la pesadilla en la que se convierte The Neon Demon, que demuestra que en los colores fuertes también puede haber oscuridad. Ojo que la película es súper pitiada y sobre sus cabezas aparecerá un gran WTF en cierta parte de la historia, no digan que no les avisé. Ojo también que figuran Jena Malone, Christina Hendricks y Keanu Reeves en su elenco. Eso. Nota: 6/10.

Rara (2016)

Tener una familia homoparental es una realidad lejana en Chile. Para una niña de 13 años, con papás separados y una vida junto a su mamá y la pareja de ella, es ya algo cotidiano, pero no es tan fácil estando en el colegio, cuando compañeros preguntan o algunos se incomodan al saber de alguien con mamá lesbiana. Rara presenta esta realidad, pero lo mejor es que lo hace de una manera muy simple, íntima, cero forzada, desde la mirada de una de las hijas que contribuye a esta cercanía. No es una película sufrida, de hecho todo lo contrario, me reí un montón y eso fue una grata sorpresa, considerando que es un tema que bien podría abordarse del modo más dramático.

Rara me dejó con una sonrisa porque amo que historias como estas lleguen al cine. Siento esperanza real en que no queda tanto para que familias con dos mamás o con dos papás no sean vistas como algo “raro”. Simple: porque no lo es. Esta película me hace sentir eso, y gracias a sus creadoras, Pepa San Martín y Alicia Scherson, por lograr ese sentimiento. Aplausos, por cierto, a las actuaciones: Mariana Loyola, Agustina Muñoz, Julia Lübert, pero sobre todo a la que hace el papel de hermana chica, Emilia Ossandon, se pasó lo seca, un Oscar ahora, lo mejor de toda la película. Nota: 8/10.

Finding Dory (2016)

Las secuelas siempre dan miedo, más cuando son de películas que amas, que marcaron una época de tu vida y que cada vez que las pillas, las ves para volver a amarlas de nuevo. Buscando a Dory, por suerte, logró ganarse también mi corazón, tanto como lo hizo Nemo hace ya 13 años. Si me demoré un poco en verla fue por lo mismo: ¿y si era mala? Miedo po. Aunque en el fondo siempre supe que no defraudaría, es Dory, era imposible que siendo ella la protagonista el resultado fuera algo tan terrible.

La historia se centra en cómo una pequeña Dory (exquisita y enana, me derretí de ternura) busca a su familia. Resulta que su problema de memoria a corto plazo viene desde nacimiento y, por más que sus papás intentaron enseñarle el regreso a casa, ella un día se perdió y nunca más logró volver con ellos. Así pasa varios años perdida, hasta que los recuerdos empiezan a volver a su mente y decide que debe encontrar a su familia a toda costa, obviamente, con la ayuda de Marlin y Nemo. Me encantó, es hermosa, hay personajes demasiado buenos y amo que haya superado con creces todas mis expectativas. Nota: 9/10.

Lights Out (2016)

Basada en el corto con el mismo nombre, Lights Out se centra en el terror de apagar las luces y no saber con lo que te vas a encontrar. El origen del miedo acá es Diana, un espíritu que aparece sólo cuando apagas la luz, y que vive en la casa de una mamá con su hijo. Lo raro y satánico es que esa mamá parece tener una especie de amistad con Diana, situación que el niño no entiende y que lo obliga a buscar ayuda con su hermana, que no vive en la misma casa que ellos.

Debo confesar que hubo partes que me hicieron saltar, pero creo que no es el tipo de películas de terror que me gusta. De partida, encuentro que el recurso era siempre el mismo: se apaga la luz: está Diana; prendes la luz y ya no está, la apagas, la prendes, la apagas y PAH. Eso repetido unas siete veces. Al principio funciona, pero después ya aburre. Aparte ya vimos la idea en el corto, ¿era necesario que fuera tan igual? No la encontré tan grotescamente fome porque igual verla con amigos puede ser entretenido, pero si buscan una buena película de terror, no creo que esta sea la mejor opción. Nota: 5/10.

Maggie’s Plan (2015)

¿Han cachado cuando uno hace planes con harto tiempo, se prepara para ese plan, tiene todo listo y la vida resulta querer todo lo contrario? Eso le pasa a Greta Gerwig en Maggie’s Plan. Tras una desafortunada vida amorosa, donde sus parejas no duran más de seis meses, Maggie decide tener un hijo por inseminación artificial y convertirse en mamá soltera. Tiene al donante perfecto, todo full planeado, pero Ethan Hawke aparece en su vida y no sé ustedes, pero si Ethan Hawke aparece en mi vida yo mando todo a la chucha (no bromi, pololo tqm).

La película a ratos es demasiado snob para mi gusto, pero creo que el trasfondo llegó a convencerme. Por lo mismo que les decía al principio: podemos hacer muchos planes de vida, pero pasa que la vida ya tiene hechos sus propios planes po. Aquí se habla de amor, pero también de desamor; de cómo así como te enamoras hasta las patas, ese sentimiento se puede acabar. Atenti que Julianne Moore es parte del trío amoroso protagonista y también son parte del elenco los bacanes de Maya Rudolph y Bill Hader. Advierto que no esperen una comedia demasiado dinámica porque no lo es, pero sí con una historia muy real y honesta, que no se apresura para contarnos sobre esas ironías que a veces, y más seguido de lo que creemos, tenemos que enfrentar. Nota: 7/10.

¿Vieron alguna de estas películas? ¿Cuáles piensan ver o ya han visto en lo que va de noviembre?

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout.

3 Comentarios

  1. Uff… a mí me gusto Dory pero no tanto, ni cerca de la primera. De hecho, la encontré un poco aburrida por momentos y larga.
    Pero Dory bebé es lo más lindo del mundo.

  2. Saber que el equipo de buscando a Dory cambiara el final despues de ver Blackfish, hizo que ganara mil jumbitos mas <3 <3

  3. Yo igual vi Audrie & Daisy pero pensando que era como una pelicula recreada. Cuando cache que era documental la pesque más y en verdad son para llorar sus historias <3 pero que bonito cuando están todas juntas y se dan cuenta que no estan solas.

Deja Un Comentario