Harta variedad en las películas que vi en marzo. No fui mucho al cine, así que me encargué de ver algunas que tenía pendientes hace un rato, además de otras que vi por tincá del mismo día no más. ¿Cuáles vieron ustedes en marzo? Aquí les dejo mis siete:

Split (2016)

M. Night Shyamalan es el rey del plot twist. Películas como Sexto Sentido y La Aldea son buenas pruebas, con guiones que inesperadamente te sorprenden con un giro que no viste venir. Es sabido que el director ha tenido sus fails, pero Split pintaba para ser una de sus películas memorables y con esa idea fui a verla al cine apenas se estrenó. La historia es sobre un hombre con múltiples personalidades, interpretado por James McAvoy en uno de los mejores papeles de su carrera, quien rapta a tres niñas y las encierra en una especie de sótano. La cosa se pone wtf cuando el tipo cambia de personalidad y va a visitar a las niñas a su pieza mostrándose como una persona cada vez diferente a la vez anterior.

Es difícil contarles más detalles sin tirarse un spoiler, pero creo que sí o sí Split es una película que hay que ver. Es entretenida, estresante, dinámica y te mantiene alerta todo el rato, y esto lo digo pese a que no me gustó TANTO. Hay detalles en los que a mi parecer se cae, una de ellas las actuaciones de algunas de las chiquillas, que las encontré ahí no más. De todas formas, el final es pa matarse y lo es más aún si conocen lo que ha hecho antes el director. Eso no más les diré. Split, buena entonces, pero no puedo decir que sea de mis favoritas de Shyamalan. Nota: 7/10.

Anomalisa (2015)

Anomalisa es una película que hace rato tenía pendiente. Había que estar en el modo adecuado para verla porque Charlie Kaufman requiere cierta disposición mental para no quedar sobrepasado, ya lo sabremos por sus guiones de Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos o ¿Quieres ser John Malkovich? Esta es una cinta animada, hecha en formato stop motion, pero no exagero si les digo que es una de las películas más humanas que he visto jamás.

El protagonista es un hombre reconocido por su trabajo como motivador profesional. Ha escrito libros y hace charlas para motivar a las personas en sus trabajos, sin embargo su vida misma es deprimente, monótona y llena de vacíos. Como rareza, en la película todos los personajes, incluido él, tienen exactamente la misma voz. Un día conoce a una mujer con una voz diferente y el flechazo es inmediato. Anomalisa es una cinta sobre la soledad y el dolor que esta puede significar; es deprimente, sí, pero es hermosa en niveles inesperados. Un auto regalo que todos debiéramos darnos. Nota: 9/10.

Krisha (2015)

Krisha es diferente a cualquier película que haya visto. La trama nos sitúa en un Día de Acción de Gracias gringo y en una casa donde una señora llega con su maleta a reunirse con su familia que no ve hace varios años. Esa señora es Krisha y es la encargada de preparar el pavo para la cena que se realizará en la noche. No nos explican mucho, pero es evidente que la protagonista tiene algún tipo de problema, que lucha internamente con algo, no sabemos qué. También sabemos que algo ocurrió en el pasado con ella, porque varios se encargan de decirle “qué bien estás ahora”, dando a entender que antes, por algún razón que desconocemos, no estuvo tan bien. Todo se siente tenso, y da la sensación que en cualquier momento la situación va a explotar.

La película es perturbardo desde el minuto uno. Krisha podría catalogarse como una película de suspenso, pero aquí no hay fantasmas, ni asesinos ni nada; aquí hay realidad y nos da cuenta de cómo a veces las cuatro paredes de una casa y una familia con quiebres y pasados oscuros, pueden también significar terror. Un dato freak es que el director usó a su familia como elenco (Krisha es su tía), y esto hace que todo parezca muy real, ya que además está grabado en formato video casero. Suspenso bizarro, la recomiendo sólo a quienes quieran embarcarse en una experiencia rara e incómoda con todas sus letras. Nota: 7/10.

Paterson (2016)

Adam Driver es Paterson, un conductor de autobús que vive en una ciudad de Nueva Jersey, también llamada Paterson. Su vida es muy rutinaria: se levanta temprano, va a buscar su autobús, maneja todo el día recogiendo pasajeros, vuelve a su casa, saca a pasear a su perro, pasa a un bar por una cerveza, vuelve a su casa, duerme. Parece hacerlo por inercia y sin mucho entusiasmo, porque lo que ama realmente es otra cosa y eso es la poesía. En un cuadernito, Paterson ha recopilado los poemas que escribe en sus tiempos libres pero que no ha mostrado a nadie más que a su novia, su mayor fan.

Pocas cosas pasan en el argumento mismo de la película, ya que el proceso creativo de Paterson y su mundo interno es lo que guía en realidad la trama. Jim Jarmusch, su director, se caracteriza por esa languidez y simpleza, así que si gustan de sus películas y aprecian su estilo, también les gustará Paterson. Personalmente me gustó mucho, y eso que la poesía nunca ha sido muy mi tema. Paterson funciona como enseñanza y su propuesta es cálida, como una invitación a una casa en la que te quieres quedar a tomar once y hacer sobremesa por horas. Nota: 9/10.

I Don’t Feel at Home in This World Anymore (2017)

De esta película, lo primero que me llamó la atención fue su nombre. Lo segundo: que actúa Elijah Wood y Melanie Lynskey, una dupla que me pareció extraña pero atractiva. Ella interpreta a Ruth, una mujer no muy sociable que un día llega a su casa y se da cuenta que le entraron a robar. Cuando cacha que la policía no hará mucho por ayudarla, decide buscar a los ladrones ella misma. En el intertanto conoce a Tony (Wood), un vecino metalero y medio agresivo, quien también se suma a la misión.

La definen como thriller de comedia, y creo que estoy de acuerdo. Aunque a mi parecer parece pierde un poco el rumbo a ratos, si hay algo que puedo destacar es la actuación de sus protagonistas, sobre todo la de Lynskey, a quien conocía sólo por Two and a Half Men, pero aquí me sorprendió. No sé si es un imperdible, pero creo que funciona y cumple muy bien la función de entretener. Para un día nublado y aburrido que no sepan que ver, búsquenla, está en Netflix. Nota: 7/10.

Ouija: Origin of Evil (2016)

Nunca vi la primera Ouija porque dicen que es muy mala, pero de esta precuela escuché que al menos era mejor, así que decidí ponerle play porque ustedes cachan que las películas de terror me llaman. La historia nos sitúa en los 60 y en la casa de una mamá con sus dos hijas, quienes viven del negocio como espiritista de ella, que en realidad es súper chanta tipo En Su Propia Trampa. Todo cambia cuando la mamá compra un tablero de ouija y la hija menor se obsesiona, comunicándose con su papá muerto y otros espíritus, entre ellos uno llamado Marcus. Entonces empieza a quedar la cagá.

Aunque tiene varios clichés clásicos del terror, creo que la película logra captar tu atención. No voy a decir que es una obra maestra del cine de terror, pero cumple en varios aspectos y al menos presenta una historia redondita con un principio y final que tienen sentido. Si andan con ganas de asustarse y no son tan exigentes con este tipo de género, les recomiendo darle una oportunidad. Si tu película favorita de terror es The Witch, tal vez Ouija no será lo tuyo. Nota: 6/10.

Beauty and the Beast (2017)

Partiré contándoles que La Bella y la Bestia es mi segunda película favorita de Disney después de La Sirenita. Marcó una época importante en mi infancia y podría decir que Bella es una de mis primeras heroínas en la vida. Dicho esto, entenderán mi emoción y nerviosismo al ir al cine a ver esta nueva adaptación, más encima con Emma Watson que la tqm. ¿Me gustó? La verdad es que tengo sentimientos encontrados, pero honestamente fue más lo que disfruté que otra cosa, tratando de pasar por alto lo que me hacía ruido.

En cierto punto me dio lata que fuera todo tan calcado a la original: si vas a hacer una película nueva, al menos haz algo diferente. De todas formas, me las lloré todas con varias canciones y sigo convencida que esta es una de las historias más lindas ever. Los actores, demasiado bien elegidos, con decirles que las partes que más me gustaron fueron las con Gastón (Luke Evans, seco y mino). Como musical funciona perfecto y, aunque tiene altos y bajos, el saldo que saco yo es positivo y claramente será una película que me repetiré. Nota: 8/10.

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout. En Instagram @palaliu.

Deja Un Comentario