La palabra feminismo no es nueva y personalmente vengo apropiándomela hace ya varios años, pero ustedes comprenderán que tampoco es una palabra que haya aprendido al mismo tiempo que aprendí a leer o a escribir. Calculo que fue post 20 años que empecé a escucharla de manera más recurrente y a interesarme en ella; recién hace unos 4 o 5 años empecé a autodenominarme feminista.

El cine me ha gustado siempre. No discrimino, yo te veo de todo. Entre mis películas favoritas hay cintas de terror y también chick flicks; dramas para llorar con hipo e historias de ciencia ficción. Lo que hice hoy fue seleccionar algunas películas que me marcaron de cierta forma como mujer, pero que cuando las vi era muy chica para saber que eran feministas. Porque claro, todavía no conocía el significado y poder de esa palabra que hoy, en lo personal, me define.

Recientemente el cine y la televisión nos ha entregado a Furiosa, Hannah Horvath, Rey y Jyn Erso. Antes fueron Elle Woods, Matilda y la teniente Ripley. Aquí les dejo mi selección (que por supuesto ustedes pueden complementar más abajo):

Legalmente Rubia

Elle Woods es mi heroína desde que vi Legalmente Rubia porque me enseñó que ser fan de la moda e inteligente no eran excluyentes. En realidad nunca ha sido muy común que se hagan películas mostrando la intelectualidad desde el lado rosado de la vereda, y pese a que esta es una comedia, se toma muy en serio el empoderamiento femenino y el invitarte a creer en ti misma y en tus capacidades como mujer. Si Elle Woods pudo, todas podemos.

Dirty Dancing

Aunque se trata de una película donde es el hombre protagonista el que enseña a bailar a la mujer protagonista, Baby es mi ídola desde tiempos inmemorables. Algunas razones: cuando llega al resort donde conoce al profe, sabemos que se está preparando para estudiar Economía en Países Subdesarrollados en una prestigiosa universidad. O sea, una seca. No olvidemos tampoco que es ella la que ayuda a Penny a conseguir plata para un aborto después de enterarse que estaba embarazada de un wea. Así podría seguir. Dirty Dancing es una lección de feminismo en muchos aspectos y Baby, tqm.

Miss Simpatía

Le he perdido un poco el rastro a Sandra Bullock pero siempre le agradeceré por Miss Simpatía. Si la veo cada vez que la pillo en el cable no es casualidad: con la agente Hart nadie se mete. Lo que me gusta más es cómo, pese a tratarse de una película sobre un concurso de belleza, muestra la persistencia de una mujer con caleta de garra, además de combatir los prejuicios y hablar de cómo la amistad y unidad entre mujeres pueden vencer todo.

Matilda

Comenté en algún otro post lo fan que soy de Matilda. Me la sé de memoria y hoy, ya más anciana, puedo ver en ella sus virtudes como introducción al poder femenino. Matilda desde chica tiene convicciones, sabe lo que le gusta, lo expresa, no le tiene miedo a que la miren raro por hacer lo que más disfruta: leer. Además hace magia 💖 Si alguna vez tengo una hija (o un hijo también), tengo claro que será una de las primeras películas que le mostraré.

Alien

Vi las películas siendo muy chica, así que obvio que estaba a años luz del feminismo y para mi era una historia de terror más. En ese entonces, no tenía idea que estaba frente a una de las heroínas de acción más importantes de la historia del cine: Ellen Ripley. Pero no sólo eso, en Alien la imagen femenina es algo omnipresente. El ordenador principal se llama “madre”, y el monstruo es también una mamá que se reproduce y protege a sus hijos como ninguna otra. Las madres y las mujeres como una fuerza todopoderosa, eso es Alien.

10 Cosas que Odio de Ti

Una de las primeras escenas de 10 Cosas que Odio de Ti muestra a la orientadora del colegio escribiendo una novela erótica. Si hay algo que me gusta de esta película, que a todo esto es lejos mi chick flick más regalona, son sus personajes y cómo todo está orientado a potenciar la fuerza femenina desde una visión más adolescente. Incluso Bianca, que es la popular y a la vez ingenua de la historia, termina pegándole un rodillazo en los cocos al pelotudo del curso. Hermandad, amistad, amor, todo visto desde los ojos de mi versión favorita de Julia Stiles evah.

Clueless

Para mí, el poder femenino puede expresarse también a través de la ropa. Y ¿qué película más icónica en cuanto a moda que Clueless? Ver a Cher, Dione y Tai caminar por el patio de su colegio, con la actitud y confianza con la que caminaban, no es si no otra cosa que girl power. Cher es una súper ídola y sus frases deberían ir en libros de frases célebres de la vida, fin. Además, Clueless está dirigida por una mujer. Amy Heckelering, seca y GRACIAS por tanto.

Pocahontas

Pocahontas es cuática: es rebelde, no piensa casarse con el hombre que su papá quiere para ella, impide una guerra y, cuando tiene la posibilidad de irse con el cabro del que sí está enamorada, elige quedarse. Por su familia y porque es feliz con su libertad. De las “princesas” Disney es una de las más bacanes junto a Mulán, a quien agrego también como mención honrosa y un perfecto ejemplo de feminismo en el cine animado.

La lista podría seguir eternamente. ¿Cuáles agregarían ustedes?

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout.

Deja Un Comentario