Es cada vez más común ver en las esquinas de las calles y en uno que otro barrio los carritos de arepas colombianas y venezolanas. De a poco se han ido metiendo en nuestro país y qué rico, en verdad, delicioso.

He probado varias veces y siempre cuando lo hago los colombianos o venezolanos me dicen lo mismo: son muy fáciles de hacer. Así que para no quedarme atrás, el otro día (hace como dos meses, perdón, estoy al debe hace mucho con este post, perdónperdón) con mis amigos amantes de la comida decidimos juntarnos a hacer arepas.

No fuimos tan valientes como para seguir una receta de internet, así que le pedimos a Jesús, “Yisus”, el pololo venezolano de una amiga, que nos enseñara a hacerlas como corresponden. ¿Y les digo qué? Es más fácil que hacer un queque.

Así que les cuento cómo es el asuntito. Necesitan:

– 2 tazas de harina de maíz precocida (la venden en el supermercado normal, no vayan a creer que tienen que ir a algún lugar especial. A continuación, una foto ilustrativa).

– 4 tazas de agua tibia*
– 1 cucharada de sal

*Esa es la razón de los ingredientes, igual que el arroz: 1 de harina, 2 de agua, y así van multiplicando. Fácil fácil, ¿no les decía yo?

FIN.

Y la preparación es la siguiente:

– Poner el agua en un bowl y echarle la sal.
– Incorporar la harina de maíz.
– Mezclar con un tenedor hasta que se vaya formando una masa y no se vea tan líquido.
– Amasar con las manitos hasta que no se nos pegue la masa en los dedos.
– Hacer bolitas como del porte de una pelota de ping pong.
– Aplastar las bolitas para que queden como un pan pita. Es decir, flaquito, pero la idea es rellenarlas, así que no pueden quedar como tortillas de tacos. Los expertos dicen 1,5 cms de grosos y 8-10 de diámetro. Pero no nos pongamos exquisitos, si nos las vamos a comer igual.
– Calentar un sartén de los güenos, poner un poquito de aceite. Un poquito no más, no hay que freírlas. La idea es que esté a buena temperatura antes de poner las arepas.
– Cocinarlas por ambos lados hasta que estén medio doraditas. Algunas se queman, es obvio, no se asusten.

Y ahora, la parte entretenida. RELLENARLAS.

Esta es, en mi opinión, la mejor parte de comer arepas. Se les puede poner de todo lo que se puedan imaginar. Pero para las que no están tan creativas, les doy un par de ideas de tipos de arepas de rial venezuelan.

1. Reina Pepiada. En chileno: ave palta mayo.

Necesitan:

– 400 grs de pollo (o lo que quieran comer), de preferencia pechuga, que es más fácil de cortar
– Ajo a gusto
– 1 cebolla
– 1-2 paltas dependiendo del porte
– 3 cucharadas de mayonesa

Y se prepara así:

– Cortar el pollo en pedazos chiquititos
– En una sartén poner un poco de aceite con la cebolla y el ajo. Pueden poner otras verduras como pimentones, también.
– Agregar el pollo y cocinar de manera que quede jugoso.
– En un bol mezclar la palta molida con la mayonesa
– Agregar el pollo
– Rellenar la arepa con esta delicia.

2. Arepa pabellón. En chileno: manjar de los dioses.

Esta lleva:

– Carne mechada
– Queso blanco (que es el que usan los venezolanos, la verdad es que no sé bien qué queso es, pero con mantecoso queda guanderful).
– Plátano frito
– Porotos negros

Cuando hicimos nosotros no le pusimos plátano frito porque se nos fue, pero la he probado así y vale mucho la pena.

Es así de fácil, no tengan miedo de preparar esta delicia en su casa, es fácil y rápido y se puede rellenar con lo que tengan en su despensa o refrigerador. Las dejo con un refrán venezolano: La vida es como una arepa: sabe a lo que le pongas.
Con esta meditación, me retiro. ¡Cuéntennos si preparan arepas y qué les pusieron!

Autor

Periodista intentando subsistir como tal. Me encanta que me recomienden series porque las veo todas, soy experta en comprar lo que se imaginen por internet y de vez en cuando prefiero escaparme al cerro con mi partner perruna que hablar con la gente.

Deja Un Comentario