Esta edición del Festival de Cannes, según he leído por aquí y por allá, estuvo maoma no más. Una competencia mediocre, donde los mejores títulos estuvieron en otras secciones, no en la competencia misma. Además, la novedad de que a partir del próximo año solo podrán competir películas que tengan el propósito de ser estrenadas en salas de cine -es decir, chao Netflix u otro tipo de streaming- fue el cahuín del evento.

Esto, y bueno, los deslumbrantes vestidos que Palali ya les enumeró, marcaron esta edición de Cannes.

Pero estuve buscando algunas películas que no nos podemos perder, lleguen o no a nuestras salas de cine, hayan sido bien o mal vistas allá. Se las dejo a continuación.

The Florida Project

Director: Sean Baker. Película que algunos consideran podría ser el Moonlight de este año. Trata de una niña de seis años y sus amigos, todos de este estereotipo gringo “white trash”, y sus madres, que viven en los moteles que rodean Disney. Destaca aquí Willem Dafoe como gerente de un motel, y que al parecer es una actuación que desde ya podría ser nominada a los Oscar.

Okja

Director: Bong Joon-ho. La primera película de Netflix que compitió para la Palma de Oro de Cannes y que al mismo tiempo se convirtió en la manzana de la discordia, instalando el debate de dónde hay que ver cine, y si Netflix debería poder competir en festivales como Cannes.

La película se trata de Mija, una niña coreana que se encuentra con una especie de animal que se llama Okja y se aman. Hasta que una empresa multinacional se entera de que existe este animalito y quieren lucrar con él, y ahí queda la patá porque tratan de capturarlo como sea. Dicen que la película no era muy estilo Cannes, que la audiencia ideal es otro tipo de público, uno más parecido al de Netflix, y menos parecido al de Cannes.

OJO: Tiene un reparto bacán: Tilda Swinton, Steve Yeun (Glenn 💔), Jake Gyllenhaal y Paul Dano.

The Square

Director: Ruben Östlund. Ganadora de la Palma de Oro de esta edición de Cannes, aunque llegó sin ser favorita, sin pena ni gloria, y se posicionó como la mejor.

Del mismo director que la potentísima Fuerza Mayor, esta película es una mezcla entre drama y sátira del mundo del arte contemporáneo. El protagonista, Christian, es un director artístico de un museo de arte contemporáneo, que cuida a sus hijas, apoya causa humanitarias, etc., lo que se podría describir como un buen tipo. Pero le van a empezar a pasar cosas que rozan el surrealismo y revelan la estupidez y el vacío humano.

You Were Never Really Here

Directora: Lynne Ramsay. Joaquín Phoenix ganó como mejor actor por su papel en esta película, y nos encanta Joaquín Phoenix, así que yo encuentro que hay que verla. La cinta, basada en el libro homónimo de Jonathan Ames, cuenta la historia de un veterano de guerra que se dedica a tratar de salvar mujeres del mundo del tráfico sexual, que un día recibe un llamado en el que le dicen que su hija fue secuestrada. CHAN.

In the Fade

Director: Fatih Akin. El premio para la mejor actriz, por otro lado, fue para la tremenda Diane Kruger, que entró a la competencia como favorita. In the Fade trata de una mujer, Katja, cuyo marido e hijo mueren en un atentado con bomba. Vemos parte del duelo y su deseo de venganza. Con solo ver a Diane Kruger entiendo por qué ganó, se me pararon los pelos. La amo.

120 battement par minute

Director: Robin Campillo. Ganadora del Gran Premio del Jurado, que es como el segundo en cuanto a importancia. La trama tiene lugar en el París de principios de los 90, donde un grupo de jóvenes activistas trata de generar conciencia sobre el SIDA. Toca el tema de la homosexualidad en la época, en particular el de uno de los activistas, Sean, que pone todas sus últimas energías en esta lucha.

Leí por ahí que si les gustó La Vie d’Adele, es probable que les guste esta película, pero quizás solo lo dicen por el tema de la homosexualidad. Tendremos que verla para saber.

The Killing of a Sacred Deer

Director: Yorgos Lanthimos. Nicole Kidman estaba nominada a mejor actriz por su participación en esta película (además de estar en algunas más, como The Beguiled, de Sofía Coppola, igual que Colin Farrell), y aunque no ganó, recibió un reconocimiento especial del jurado. La cinta es un thriller psicológico, que trata sobre un cirujano (Colincito) que genera lazos muy fuertes con un adolescente inquietante, y esa relación va a dejar la embarrá en su vida laboral, en su matrimonio, y más.

The Beguiled

Directora: Sofia Coppola. Por segunda vez en la historia del festival, una mujer ganó la Palma de Oro en dirección, y esa, me parece, es razón suficiente para ver esta película. Es una nueva versión de la película que en 1971 protagonizaron Clint Eastwood y Geraldine Page, basada en la novela de Thomas P. Cullinan. La historia trata sobre un soldado gringo que llega herido a un internado para mujeres en Virginia, durante la guerra civil. La llegada de este hombre va a revolucionar a las jóvenes y hasta ahí no más les digo. Ojo que también actúan Colin Farrell y Nicole Kidman, además de Kirsten Dunst y Elle Fanning. Una cosa poca, hallo yo.

Los perros

Directora: Marcela Said. No podía faltar la película chilensis en esta lista. Simplemente no podía. Y aunque le han dado como bombo en fiesta, yo también le quiero dar, jajaja. Con actorazos como lo son Antonia Zegers, Alfredo Castro y Alejandro Sieveking, la película cuenta la historia de Mariana, una mujer de 42 años, parte de la burguesía cómplice de la dictadura, y su profesor de equitación, Juan, que es un ex coronel del ejército y que tiene un pasado que dista de ser una blanca paloma.

De su extraña atracción, del desamor, de la violencia explícita y contenida en Chile y del golpe militar, nos viene a mostrar esta cinta, que fue parte de “La semana de la crítica” durante el festival de Cannes.

Wonderstruck

Director: Todd Haynes. Basada en el libro homónimo de Brian Selznick, la película tiene lugar en dos tiempos simultáneamente: 1927 y 1977, donde cuenta la historia de una niña y un niño, respectivamente. Ella, una niña sorda que parte en busca de su ídola (Julianne Moore, que actúa como actriz del cine mudo, y quien la niña cree que es su madre). Él, un niño que no conoce a su padre, pierde a su madre y queda sordo, tras lo cual parte en busca de su padre. Hay una conexión entre las dos historias, que no será revelada hasta el último tercio de la cinta.

Y esas son las cintas que deben anotar sí o sí si quieren ponerse al día con Cannes. Esperemos no se demoren ocho mil años en llegar a nuestros cines, o al menos que nuestro Torrent amigo se ponga las pilas luego no más. ¿Cuál les tincó más a ustedes?

Autor

Periodista intentando subsistir como tal. Me encanta que me recomienden series porque las veo todas, soy experta en comprar lo que se imaginen por internet y de vez en cuando prefiero escaparme al cerro con mi partner perruna que hablar con la gente.

Deja Un Comentario