Si son seguidoras asiduas de Benefit, entonces habrán probado alguna vez su ya mítico corrector Boi-ing. También sabrán de la reinvención de este concepto de la marca, la cual hace poquito amplió la familia para hacer un completísimo set de productos cubre-imperfecciones.

Manchas, acné, ojeras: Boi-ing promete borrarlo todo. La verdad los correctores siempre han sido un poco mi obsesión, y cuando vi estos nuevos productos en los corners de Benefit, la palabra necesidad y consumismo se apoderaron de mi por primera vez en harto tiempo (qué falso, pero ya, ustedes me entienden).

Lo primero que me gustó, como suele pasar con cualquier producto de Benefit, fue la estética. Los productos de Boi-ing tienen un diseño inspirado en los útiles escolares, lo que tiene mucho sentido si piensan que esta línea pretende ser una goma de borrar de imperfecciones faciales. El Hydrating Concelear, producto del que les vengo a hablar, simula un lápiz y tiene como principal objetivo ocultar las ojeras y al mismo tiempo hidratar esa zona. Antes ya existía entre los productos de Benefit, sólo que cambió su nombre: antes se llamaba Fake Up.

No sé ustedes pero yo, que me estoy acercando a los 30, noto cada vez las bolsitas bajo los ojos, que se hinchan cuando hay mucho cansancio. Ahí este corrector hace la magia. Lo que más me gusta es su formato: si se fijan, el corrector propiamente tal está al centro, mientras alrededor se encuentra el producto que en el fondo hidrata, y que contiene vitamina E y extracto de semilla de manzana. Al aplicarlo, se siente frío, lo que de inmediato ya es una alivio, ya sea el día después de carretear, pasar de largo estudiando o después de una semana agotadora en el trabajo.

La cobertura del concelear es ligera y viene en tres tonos, dependiendo el color de piel. Lo que también me gustó es que el acabado es súper natural y que de verdad se nota, sobre todo, la hidratación. Suele pasar que esa zona se seca mucho con otros correctores, pero aquí no es el caso y la piel realmente lo agradece.

Quiero contarles que además del Hydrating Concelear, tuve la oportunidad de probar el Airbrush Concealer, que es el único producto nuevo-nuevo de esta línea. Este es algo así como el photoshop de los correctores, es muy práctico para andar trayendo en la cartera y se ha convertido en un favorito de mi rutina diaria.

Por si no sabían, les cuento que estos dos productos los estamos sorteando en un concurso que tenemos en Instagram. Les dejo aquí la publicación para que participen de aquí al domingo, que es cuando haremos el sorteo:

¿Han probado ustedes algunos de los productos Boi-ing? ¿Cuál es su favorito?

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout.

Deja Un Comentario