Tracee Ellis Ross hace rato dejó de ser la “hija de”. Siempre ha sido una capa, pero desde Black-ish que ya va como avión: ella misma reconoce estar en el mejor momento de su carrera y ya era hora que Vogue fuera a su casa a hacerle las famosas 73 preguntas.

Me hizo falta que le preguntaran por el video de Macarena donde ella NO sale, pero en general las preguntas están terrible buenas. Amo que tenga su Golden Globe en la cocina (por qué la gente siempre subestima la cocina para tener cosas importantes? ES EL MEJOR LUGAR DE UNA CASA), también amo su emoción para responder, es lejos la más entusiasta que he visto de toda esta cuestión.

Eso, veánlo. Tracee, te amo, adóptame. Pronto un post sobre su estilo, se lo merece.

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout. En Instagram @palaliu.

Deja Un Comentario