Entre fines de octubre y noviembre del año pasado fui a Valdivia por primera vez. Y resulta que me enamoré, es mi nueva ciudad favorita de todo Chile, así que hace un par de semanas volví. Cuando vas a Valdivia dan ganas de estar todo el tiempo en la calle, recorriendo, haciendo cosas, conociendo nuevos lugares. Incluso cuando fui en noviembre, que llovió todos y cada uno de los días que estuve allá, no hubo ninguno en que me quedara encerrada en la casa.

Ah bueno, yo tengo la suerte de tener una amiga allá, la Vale, que es una conocedora absoluta de cada rincón de esta ciudad. Así que mejor guía turista imposible. Lo que leerán a continuación es una lista de lugares que conocí gracias a ella, en el fondo son sus recomendados y lugares favoritos como persona que vive en Valdivia, pero que también son lugares que como turista amé, tanto que varios los visité más de una vez.

Ojalá les guste y tengan en cuenta si tienen pensado ir pronto. Además, a quienes ya hayan ido, los invito a dejar sus recomendaciones también, así yo las anoto para la próxima vez que vaya (porque voy a volver sí o sí).

Jardín Botánico

El Jardín Botánico de la Universidad Austral es un lugar que no podemos dejar de visitar, sea cual sea la época en que vayamos. Queda en Isla Teja y su entrada es gratuita, así que pueden ir todas las veces que quieran porque es tan grande que dan ganas de volver una y otra vez. Si les gusta la naturaleza, obvio. Tiene 10 hectáreas de extensión y un total de 950 especies de plantas, además de una gran cantidad de especies de aves que se pueden encontrar fácilmente caminando por sus senderos.

El lugar es realmente hermoso y perfecto para pasar un día entero, todo es tan verde que dan ganas de llorar. Actualmente el jardín está en un plan de remodernización que finaliza el 2022 y que tiene como objetivo transformarlo en el primer jardín botánico complejo de Chile y posicionarlo también a nivel mundial.

El Growler

Es sabido que el que no tomó cerveza en Valdivia, no fue a Valdivia. A El Growler llegué en mi primer día en la ciudad y al igual que el Jardín Botánico, también queda en Isla Teja, específicamente en lo que se conoce como barrio gastronómico la Perla del Sur. Es un lugar bien rico con terraza y una muy buena atención, donde lo que se caracteriza son las cervezas artesanales de todo tipo, de todos los grados y todos los sabores. Lo mejor es que se puede degustar, es sólo cosa de ir a la barra y pedir que te ofrezcan la que más te tinca según su amplia carta.

La comida también es otra cosa. Como su concepto es más bien casero, pueden elegir desde un ajiaco hasta una reineta a la plancha, pero también hay otras alternativas como exquisitas tablas, papas fritas o hamburguesas. La verdad es que lo amé y fui de nuevo en mi segunda visita a Valdivia, para no olvidarme de lo bacán que es.

Peumayén

Mi amiga que vive en Valdivia me recomendó expresamente ir a esta chocolatería, que queda justo al lado de Entrelagos (la chocolatería más famosa que tiene la ciudad). Obvio que fui y me lo compré todo pero lo que más amé fue un chocolate de limón/naranja, que los OBLIGO a comprar al menos una tonelada.

El local pasa súper piola, es chiquitito pero todo lo que tienen es delicioso. Aquí además de chocolates venden tortas, galletas, mermeladas, regalitos perfectos para llevar en vez de llaveros o magnetos para el refri. Abren de lunes a sábado de 9:15 a 20 hrs y queda en Arauco #241.

Espacio En Construcción

Espacio En Construcción es, valga la redundancia, un espacio destinado a diferentes actividades culturales y recreativas. Aquí hacen conciertos, talleres, obras de teatro, de todo. Durante mi estadía tuve la oportunidad de ir dos veces: la primera fue para Halloween, que coincidía con uno de sus Club de Ludoteca, donde la gente se junta a jugar juegos de mesa y compartir un buen rato. Ese día jugamos Hombre Lobo, un juego de rol, y fue gente disfrazada y todo. Lo pasé la raja (la foto es de ese día y nuestro maquillaje improvisado).

La segunda vez que fui tocó Matorral, que andaba de gira por el sur y llegaron hasta Valdivia. Fue un show súper íntimo y hermoso; Espacio En Construcción tiene eso de hacer que todos los momentos sean muy cercanos y “abrigaditos”, por decirlo de alguna manera. Además la gente es tan buena onda <3 Tuve la suerte de conocer a varios de los chiquillos que trabajan ahí y son unos bacanes. Se nota cuando las cosas se hacen por amor al arte y no tanto por las lucas, así que agradezco infinitamente haber conocido este lugar, escondido en el centro de la ciudad, pero donde el corazón es gigante. Pueden revisar todas sus actividades en el fanpage, en caso de que anden por allá y quieran hacer algo diferente al clásico turismo.

Fuerte Niebla

Niebla queda a unos 20 minutos de Valdivia y se puede ir en auto o en micro de lo más fácilmente. Ahí está este fuerte, que es lo único que conocí la vez que fui porque llovía mucho y estaba un poco difícil recorrer, pero sin duda es un lugar para volver, aparte dicen que tiene unas playas hermosas. Fuerte Niebla es un monumento nacional y museo, donde se encuentran las ruinas de la capilla antes ubicada ahí y otros objetos. La vista es la raja y lo más característico es el faro que está en lo más alto, donde todo el mundo se saca la foto/registro de su visita a Niebla.

La Motoneta

El único lugar de Niebla al que fuimos aparte del fuerte, fue este café, que está justo al ladito. Como les decía, llovía y hacía frío, así que fue el perfecto refugio para tomarse un chocolate caliente y algo dulce. TODO DELICIOSO. Recomiendo particularmente el cheesecake de maracuyá, cosa máswenaaaa. El lugar está perfectamente decorado, muy vintage y con un estilo propio, que hace que sea aún más acogedor. También tienen menú y otras opciones por si andan con más hambre: en las mesas de al lado vi sándwichs que se veían bastante contundentes en caso de que vayan en modo almuerzo. Pero eso, vayan.

Feria Fluvial

Soy de la idea de que no conoces verdaderamente una ciudad si no visitas su mercado principal. Ir a comprar o no, da lo mismo, pero recorrerlo es un imperdible si se trata de turismo. La Feria Fluvial está ubicada en la Costanera Arturo Prat, junto al río Valdivia desde donde mismo salen todas las embarcaciones que recorren los ríos aledaños a Valdivia. Es chiquitita y aquí es donde se compran, sobre todo, pescados y mariscos, pero también hay artesanía y de vez en cuando se ponen músicos u otros artistas callejeros a hacer de las suyas. Desde ahí mismo también tienen la vista a Isla Teja, que está cruzando el puente, y lo otro chori es ver a los lobos marinos que se ponen a tomar sol y esperar que les caiga alguna cosita de comida.

Beerstore

Como ya mencioné hace un rato, la cerveza en Valdivia es cosa seria. Ir a la Kuntsmann y sacarse la foto con los monos alemanes es el panorama que casi todo turista hace, pero la verdad a mi me dio un poco de pajita pegarme el pique, así que pregunté por otro lugar para comprar cerveza artesanal en grandes cantidades. Así llegué a Beerstore, una tienda no muy grande en Isla Teja, pero con una variedad enorme de cervezas valdivianas, nacionales, importadas, de todos los sabores, aromas y colores. Me llevé un pack de seis a elección, que salía súper conveniente para el bolsillo. También hacen cursos y venden equipos, en caso de que alguien se vaya en la volá y quiera dar un giro a su vida, irse a vivir a Valdivia y dedicarse a la cerveza. ¿Por qué no? Yo igual la pienso.

Café Cosas Ricas

Lo conocí la segunda vez que fui, de hecho en mi último día en Valdivia. Como dice su nombre, este es un lugar lleno de cosas ricas, pero ricas ricas. Está ubicado en el centro, por Vicente Pérez Rosales, es un local bastante grande con terracita en el fondo, muy bien decorado y fancy. Los precios van acorde a esta fancydad, no es un lugar mega barato, pero lo rico que es paga cada peso. Todos los días tienen un menú, que esa vez era una entrada de gazpacho de pepino y albahaca con unas tostaditas, y el plato de fondo salmón teriyaki con quinoa, que estaba para chuparse los dedos. Para terminar, me pedí para llevar lo que según mi amiga era lo mejor de todo: una torta de manjar frambuesa que ctm. Cómo les explico.

Parque Saval

Después del Jardín Botánico, mi parque favorito de los que conocí. También está ubicado en Isla Teja y es un lugar de encuentro para los valdivianos: aquí se realizan distintas fiestas o festivales, como el ya clásico Bierfest. Cuando no hay cosas masivas, es bacán para ir a caminar y pasar el rato. Hay gente que va a jugar fútbol porque hay canchas, y también está la opción de hacer canopy, para los más extreme turismo aventura, perro.

Pero lo máasss hermoso, o al menos lo que más me gustó a mi, fue la laguna de lotos. Es que amo las lagunas de lotos y esta es enorme y tiene unos puentes para verla desde encima <3 La entrada al parque es de 500 pesos, baratito y pueden estar todo el día si quieren. Abren a las 8 am y cierran a las 6 en temporada baja y a las 10 en temporada alta (meses de verano).

Café La Negra

Otro imperdible de Isla Teja, al menos para los que les guste comer. Queda muy cerca de Beerstore, por avenida Los Robles, y venden principalmente tortas, según mi amiga Vale de las mejores de todo Valdivia. Recomiendo encarecidamente el cheesecake de oreo, la de nuez y la de chocolate frambuesa, en verdad todas jajaja. También venden pan integral muy rico, paso el dato.

Isla Mancera

La agregué entre mis favoritos de enero, porque fue de los lugares que más me gustó de esta última vez que fui. Mancera es una isla que queda cruzando el río, a unos 10 minutos en lancha, y muy cerca de Valdivia mismo. La única manera de llegar es así, pero de verdad que vale mucho la pena un paseo de unas horas, porque además no es mucho lo que uno se demora en recorrerla. Mi recomendación, como ya les dije en el post de favoritos, es que la recorran bordeando la costa y le dan la vuelta. Los paisajes son realmente maravillosos y en general anda poca gente, a veces hasta parece que estuvieras solo ahí.

Hay un castillo al que no entré, pero que dicen es muy bonito para quienes quieran saber un poco más de la historia de Mancera durante la época de los conquistadores. Se supone que la isla en un principio fue usada como un fuerte y años más tarde, el Virrey del Perú decidió comenzar a construir en ella para poblarla. Actualmente no viven más de 50 personas en las pocas casas que se ven cuando la recorres. Vayan y ámenla como yo 💚

Ya saben, espero sus datos y amor por Valdivia 😌

Autor

Periodista y directora de The Pocket. Me gustan los perros, las películas y veo más series de las que debería. En otra vida fui una sailor scout. En Instagram @palaliu.

4 Comentarios

  1. Ay Palali, estaba esperando tantísimo este post, gracias 💘. Por temas universitarios, he estado viviendo un mes en Valdivia. Me ha encantado, una ciudad tranquila y dinámica a la vez, y posicionada estratégicamente dado a que otras ciudades y pueblitos quedan a una o dos horas de acá. Así que más nada, apunto tus recomendaciones y te dejo unas más:

    – Café Última Frontera, está en una casona antigua muy espaciosa, tienen unos sanguchitos deliciosos y cervezas artesanales varias – no tantas como en El Growler. Al lado se encuentra una cooperativa que cuenta con productos locales y naturales.
    – Café La Contienda Rosales, cafetería pequeña de dos socias que tienen también una galería , por lo que hay eventos y panoramas por allá.
    – Trattoria & Emporio Il Tano, el nombre lo dice todo. Sólo amor por ello.
    – Museo de Arte Contemporáneo, está ubicado en una antigua fábrica de cervezas je, así que el espacio se conservó de esa manera, las exposiciones van variando.
    – Tilo Restobar, pasé por allí un domingo, porque toca un DJ. Para beber una cerveza con el atardecer de fondo. En la semana tienen buenos menús.
    – Arboretum UAch, queda por camino contiguo al parque Saval. Subes a una pequeña reserva de flora nativa.
    – Cine Club UAch, equivalente a un cine arte, en febrero están sin cartelera.
    – Curiñanco, es una localidad a una hora de Valdivia. De fácil acceso con el transporte público / auto. Hay una playa y una pequeña reserva forestal con un sendero sencillo y acogedoras panorámicas.

    Espero sirvan los datos 😌.

Deja Un Comentario